Santos del día

San Hilarión, eremita

El dinero pretende ser providencia que todo lo asegura para que tengamos la ficción de creer que no dependemos de Dios y los hermanos. El dinero pretende damos excelencia: valemos porque tenemos; pretende darnos poder, por algo se dice “es pudiente” y, sin embargo, lo que vale no lo compra: la paz, a Dios, el amor (verdadero) y, de repente, en la hora de la muerte no son más que papelitos.


Hoy también recordamos a


San Vendelino: hijo de reyes vivió en los siglos VII y VIII. Tras ser educado por el obispo local, dejó su hogar para consagrase a Dios. Peregrinó por lugares santos y trabajó cuidando cerdos, ganado y finalmente ovejas, siempre buscando tiempo para la oración. Murió en el año 617.

Santa Celina, madre: francesa que en cierta ocasión, un monje -que tres veces había recibido un aviso celestial en sueños-, le vaticinó que daría a luz un hijo que sería un hombre de grandísimos méritos. Con el tiempo este hijo llegó a ser un santo obispo de Reims. Murió en el año 458.




Parroquia San Patricio, Mercedes, Buenos Aires
Calle 12 462 - (CP: B6600HTJ)
Tel: (54)-2324-43-3202